Consejos para reducir los cólicos mientras se da el biberón

Elegir un biberon anticólico es sólo una parte de la batalla contra los gases y los cólicos. ¡Usarla correctamente es el siguiente paso!

Aquí hay algunas cosas que deberías hacer para reducir los cólicos:

  • Sostenga la cabeza de su bebé sobre su vientre: Escoja una situación de nutrición donde su hijo no esté totalmente reclinado. Asegúrese de que su cabeza esté elevada sobre su vientre a fin de que las burbujas de gas logren huír.
  • Escoja el ángulo del biberón correspondiente para su biberón y su tetina: Asegúrese de que el aire no quede atrapado en el biberón o bien la tetina mientras que se nutre. Incline el biberón a fin de que el aire salga, si es requisito.
  • Asegúrate de que la boca de tu bebé esté bien clausurada: La boca de un bebé ha de estar abierta completamente y bien sosten hacia la base del pezón, no solo hacia la punta . Si solo están chupando de la punta es más bien difícil hallar un óptimo cierre fuerte, y esto facilita que entre aire en la boca.
  • Asegúrese de que está usando el pezón de fluído correcto: Si su bebé absorbe fuertemente y hace bastante estruendos al comer, es posible que no esté comiendo suficientemente veloz para satisfacerlo y requiera un pezón de más grande fluído. Por otro lado, si está tosiendo y escupiendo leche, posiblemente esté recibiendo mucha cantidad bastante veloz, lo que puede provocar gases y afecciones en el estómago. Un pezón de fluído más retardado puede asistir.
  • Lleve a cabo eructar a su bebé de forma regular a lo largo de la nutrición: Tome un reposo para eructar cada pocos minutos (use un paño para eructar para asegurar su ropa) en vez de aguardar hasta el momento en que concluya de alimentarse. Esto contribuye a calmar la acumulación de gas en el vientre de su bebé (11).

Deja un comentario

Cerrar menú