Review Cochecito Jane Trider

Jané estuvo a la vanguardia del diseño de cochecitos contemporáneos y conjuntado con su fabulosa calidad y buen aspecto, son la opción «de diseño» más prudente en los cochecitos para bebes.

Otra característica que Jané tiene dentro a su gama es el menú de configuraciones que dan con cada modelo. La adquisición de una combinación de coche/cabrito/carro, etc. puede ahorrarle dinero y tiempo en vez de combinar y unir los adaptadores de las sillas de coche o bien los conectores de carrocería que logre requerir.
«Deslumbrante» es la primera palabra gráfica que te viene a la cabeza en el momento en que te hallas por vez primera con el Jane Trider. Pienso que el tono de nuestra víctima de prueba asistencia, no porque no hayamos visto el rojo utilizado con el negro antes, sino más bien porque el rápido marco de aluminio anodizado viene en un fabuloso acabado rojo seda.

El color y el diseño contemporáneo se mezclan para lograr que sea un «jaw-dropper» a simple vista. No es de extrañar que la locutora de la BBC, Kate Silverton, escogiera el Trider para su hija, Clemency.

Acolcahdo en los asientos

La unidad de taburete está hermosamente acolchada y rematada con un forro acolchado moleskinesco, ofreciendo una tranquilidad agradable mas despacio para su mini-. El arnés de cinco puntos se enhebra a través del forro mas desgraciadamente no es ajustable en la altura de los hombros. El taburete en sí no es colosal, el ancho es solo 25cms y la hondura es de 20cms. El respaldo consigue los 46 cm, por lo cual no sería completamente correcto para un niño grande.

El toldo está hecho de un abultado poliéster de excelente calidad y está compuesto de dos segmentos, la parte posterior de los que tiene ventanas de malla triangular para aceptar algo de luz bajo el espeso capó. No posee una mira favorable a fin de que los progenitores logren espiar a su pasajero, mas se puede observar mediante las ventanas laterales si se requiere una revisión veloz.

Una visera acolchada abatible da un tanto más de protección en los días más radiantes, mas si el sol está en un ángulo bien difícil, las cremalleras de la parte posterior de la capota se tienen la posibilidad de deshacer para aceptar un ángulo contra el sol.

El taburete se reclina utilizando la manilla en la parte posterior del taburete, la situación idónea para un enorme control, no obstante la manilla en nuestro modelo de prueba es muy recia mas estoy convencido de que sería fácil de utilizar. El film reposo de la pantorrilla además es ajustable. Utilizando los botones del interior de la bisagra, puede ser posicionado para respaldar las piernas horizontalmente o bien doblado en la rodilla. Hay un truco para entrar a estos botones – agredir el coche por enfrente presionando los botones con los pulgares para modificar el ángulo – fácil en el momento en que se conoce cómo.

Me chifla el mecanismo para dejar en libertad la silla del armazón, Jané se une a las filas de Britax y Graco en un genio fácil y servible! Sencillamente tira de las palancas a cada lado del taburete que lo desconectan del armazón al levantarlo.

El chasis

Nuestro Jane Trider de prueba está en rojo y negro como ahora he citado y el chasis de cortesía se ve fabuloso. Añade un factor plus de «exquisito» a un coche estructuralmente interesante.

Desde la parte de arriba… La manilla comprende una altura de 83cms a 108cms, ajustada con los botones del exterior de la manilla puede ser inclinada a una altura que le convenga. El control de freno está montado a la derecha de la manilla, moviéndose hacia adelante para utilizar y hacia atrás para dejar caer. En el momento en que el freno se aplica, deja la palanca floja, mas está claro que el freno está finalmente «ENCENDIDO».

Los aguantes montan el taburete hacia adelante o bien hacia el padre, en lo prominente del chasis, esto solo incrementa el interesante de este coche. Me agrada un taburete prominente porque te ofrece una más grande conexión con tu hijo en el momento en que está en la situación del padre viendo hacia enfrente y una mejor vista en el momento en que están viendo hacia adelante.

En el centro del eje trasero está la suspensión ajustable y el amortiguador. La palanca de aspecto enormemente técnico controla la aplicación o bien relajación de la suspensión para amortiguar a su hijo en dependencia de su lote.

El eje delantero se prolonga hacia enfrente como una nariz y aguanta la rueda giratoria de 360 grados que puede ser denegada utilizando el interruptor en la parte frontal para limitarla. Siendo muy extendida y angosta, la cesta que cuelga del chasis además es extendida y angosta. Esto la hace muy pequeña y bien difícil de entrar si el taburete está en su sitio con la pantorrilla hacia abajo.

A 26cms, las ruedas son suficientemente enormes para hacerte sentir tal y como si pudieses emprender algún cosa, mas suficientemente pequeñas para no sentirte como un voluminoso todoterreno. Los neumáticos son a prueba de pinchazos, lo que te ofrece una cosa menos de que inquietarte en el momento en que estás fuera.

Pliegue

Puede doblar el Trider con el taburete destinado en algún dirección, por otro lado, se disminuye a una huella sutilmente más compacta en el momento en que está en la situación de frente. Para detallar algo de claridad en la mecánica, el plegado es más fácil de hacer sin el taburete en su sitio hasta el momento en que le recoges el truco. Sencillamente tire de los gatillos de los ejes derecho y también izquierdo del chasis y el mango se dobla hacia adelante a fin de que duerma bien en la base de la rueda. Un pestillo cierra de manera automática el chasis para hacer más simple su transporte. Se puede ubicar en situación vertical, lo que le otorga una menor área de acompañamiento. Es un truco para suprimir las ruedas para compactar el pliegue aún más.

El chasis es de todos modos más fácil de abrir desde la situación vertical. Sujeta la manilla y pisa el seguro y va a salir disparado enfrente de ti, resultando un «click» muy saludable para alertarte del hecho de que está ya listo para la acción. Deja caer el taburete en los enchufes y listo.

Conclusión

El Jané Trider es un hermoso vehículo de tres ruedas que es muy maniobrable y muy deseable. Fué fabricado con una calidad increíblemente alta con el marco de aluminio anodizado, plásticos bien acabados y lonas durables de tacto despacio. El trámite de plegado/abierto no es difícil y es muy robusto si además se quitan las ruedas. Me chifla el interruptor de suspensión variable, mas la continuidad con la que se utilizaría verdaderamente es discutible, del mismo modo que se convirtió en estándar integrar una rueda frontal bloqueable en el momento en que dudo que bastante gente viajen por la parte frontal de su coche y bloqueen la/s rueda/s salvo que estén atravesando una vasta extensión de lote accidentado.

El volante de tu coche es el mango, y a mi parecer, la mayor parte de las «cosas» han de ser controladas desde este tablero. Tener el freno localizado en la manilla es ideal porque tus pies están ocupados caminando y apoyándote.

Los resquicios en la armadura de esta hermosura son la rigidez de la reclinación, (pero eso podría ponerse un límite al periodo en que es completamente nuevo) y el tamaño del taburete y la cesta. Este no es un coche que logre ordenar de forma cómoda a un gordo de 3 años que es reacio a caminar. Además, si haces tus compras caminando, esta cesta no llevará considerablemente más que un cartón de 4 pintas de leche.

Deja un comentario

Cerrar menú